Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
Mantenimiento periódico del sistema de riego en el invernadero

Mantenimiento periódico del sistema de riego en el invernadero

Existe una gran variedad en sistemas de riego para invernaderos: micro aspersores, difusores, los de tipo subterráneo, por manguera y, por supuesto, uno de los más utilizados, por goteo.PUBLICIDAD

De cualquier manera, y utilices el sistema de riego que prefieras, la calidad del agua es un factor clave que afecta la eficiencia del riego y la salud de los cultivos. Los parámetros químicos, físicos y biológicos afectan la idoneidad del agua de riego.

Por ello, te presentamos a continuación los tres parámetros que pueden estar afectando tu sistema de riego de invernadero.

Parámetros químicos

Comienza con un análisis completo de nutrientes estándar. Utiliza la alcalinidad del agua y sales específicas para que coincida con los fertilizantes.

Cuando se trata de la limpieza del sistema de riego, la química del agua es la principal culpable de obstruir los sistemas de riego. El hierro, el manganeso y el calcio precipitan y obstruyen las líneas de riego. Esto generalmente ocurre cuando estos elementos están en altas concentraciones y cuando el pH del agua está por encima de 7.0. Si observas óxido o escamas blancas en tus tuberías, es posible que desees verificar estos números.

El pH del agua afecta la eficacia de los agroquímicos (pesticidas y reguladores del crecimiento de las plantas) y los desinfectantes a base de cloro. Por ejemplo, a pH 6.0 o más bajo, el cloro está presente principalmente como ácido hipocloroso, que es un desinfectante fuerte. A un pH más alto, el cloro está presente principalmente como ion hipoclorito, un desinfectante débil. La eficacia del cloro, como algunos productos agroquímicos, depende del pH.

Los productores deben probar sus fuentes de agua al menos dos veces al año. La química del agua puede no cambiar mucho de un año a otro, sin embargo, el objetivo es ser proactivo y prevenir problemas. En el noreste de Estados Unidos, hemos visto un aumento en los niveles de sodio y cloruro durante los meses de verano. Sospechamos que la concentración de sales aumenta porque los niveles de agua disminuyen durante el verano, lo que da como resultado un mayor nivel de sal por volumen de agua.

Parámetros físicos

Los sólidos suspendidos totales (TSS, por sus siglas en inglés) se refieren a la cantidad de partículas que son capturadas por un filtro. El TSS proviene de una acumulación de materia orgánica (por ejemplo, turba, algas muertas o material vegetal, etc.) o partículas de arena. La alta concentración de TSS puede obstruir las líneas de riego y reducir la eficacia del saneamiento. Cuando limpies superficies o agua, primero retira los residuos y luego desinfecta.

El estanque y el agua recirculada tienden a tener altos niveles de TSS, mientras que el agua de pozo, municipal y de lluvia tienden a estar limpias en este aspecto.

La filtración es la solución para eliminar los sólidos suspendidos del agua. El sistema ideal debería tener múltiples etapas de filtración, pasando de filtros de poros gruesos a finos.

Cuando la mayoría de los invernaderos están vacíos es una gran oportunidad para limpiar los filtros, limpiar las líneas de irrigación y los tanques de almacenamiento.

Parámetros biológicos

El agua puede ser una fuente o un mecanismo de dispersión para patógenos de plantas, algas y biopelículas. Los productores no necesitan hacer pruebas para organismos específicos a menos que haya un problema real. Para prevenir las enfermedades de las plantas, la recomendación principal es seguir las pautas de manejo integrado de cultivos. Un desinfectante en una dosis baja también se puede aplicar de manera continua como una estrategia preventiva.

Artículo escrito para Greenhouse Grower, revista hermana de Productores de Hortalizas, por Rosa Raudales, quien es profesora asistente en la Universidad de Connecticut con un M.S. en fitopatología y doctorado en horticultura. Traducido y adaptado para la presente edición.

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
Traducir »