Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
Prevén el lanzamiento de un robot cosechador de pepinos para 2021

Prevén el lanzamiento de un robot cosechador de pepinos para 2021

Antes de que el primer robot cosechador circule por los invernaderos, se seguirán recolectando a mano millones de pepinos. Sin embargo, los robots ya trabajan en las labores de envasado y clasificación. Beltech es una de las empresas centradas en el desarrollo de un robot de cosecha, pero ya ha sacado también un robot de envasado.

Hace años, esta empresa holandesa con sede en Eindhoven y que forma parte de One of A Kind Technologies, fue contactada para desarrollar un robot cosechador de pepinos. Este proyecto no llegó a arrancar por cambios del cliente, pero los investigadores de Beltech no dejaron de lado la idea. “Por un lado, el sector es conservador, primero hay que demostrar lo que sabes hacer y cómo integrarlo en el negocio actual. Por otro lado, se pueden tomar decisiones muy deprisa cuando demuestras lo que sabes hacer”, dice Richard Vialle, director de operaciones y cofundador de One of A Kind Technologies, describiendo su experiencia en el sector.

La escasez de mano de obra propulsa la robotización
“En la actualidad, todo el proceso de producción sigue girando en torno a las personas”, continúa Richard. Por ese motivo, la cosecha es siempre irregular, mientras que el mercado cada vez pide más uniformidad en los productos. Además, los productores, como ocurre en otros sectores, se enfrentan a un doble reto en lo que los trabajadores respecta. En primer lugar, hay escasez de mano de obra y, en segundo, esta mano de obra es cada vez más cara. Los robots podrían ser una solución.

El interés en los robots, que se pueden emplear en varias etapas de la cadena de suministro, está creciendo en todo el mundo. “En Norteamérica, los campos son más grandes y también los volúmenes. Eso hace que invertir en robots sea más interesante”, explica Richard. “Debido a la escasez que existe en el mercado laboral, los productores están empezando a pensar en la robotización. En Canadá, además, el salario mínimo ha subido”. Las empresas quieren producir las 24 horas los 7 días de la semana, los requisitos de higiene son cada vez más estrictos, la trazabilidad está cobrando más importancia y la tolerancia cero es el nuevo estándar. “También estamos hablando mucho con los agricultores, porque les gustaría saber cómo conseguir que un cultivo sea apto, genéticamente, para la robotización”.

¿El robot cosechador es el futuro?
“Ahora mismo, se necesitan 120 trabajadores en la temporada de más cosecha para 10 hectáreas de pepinos en los invernaderos”, ilustra Richard. “Con los robots cosechadores, hacen falta de 20 a 25 trabajadores para cosechar el mismo invernadero”. Pero no es la única ventaja que ve: el riesgo de virus y mohos provocados en los invernaderos por la falta de prevención de los trabajadores se reduce. Por ese motivo, se necesitan menos pesticidas. “Eso significa que los costes bajan, la producción se vuelve más sostenible y las ganancias por metro cuadrado suben”. Con los datos recopilados por las cámaras y sensores de los robots en el invernadero, los productores pueden hacer predicciones de cosecha, por ejemplo.

Pero es algo que queda todavía lejos, ¿no? “Hemos construido un prototipo para probar el sistema”, dice Richard. Los sensores hacen un escaneo en 3D de las plantas, así que dispone de una buena imagen de las ramas, las hojas y, principalmente, los papinos. El robot ha sido desarrollado para la producción en cable alto de los invernaderos modernos. Usando una cuchilla caliente, para evitar infecciones, el robot corta los pepinos de la planta. “Este prototipo se ha basado en el aprendizaje automático, lo que significa que cuanto más a menudo coseche el robot, más mejorará”. Cuando los sensores detectan un defecto, se notifica al productor. Entonces, el robot recuerda cómo quiere el productor que responda la máquina.

“Pasarán al menos dos años antes de poder comercializar este robot”, continúa. “Todavía está en desarrollo y aún estamos buscando quien nos ayude con la financiación”. El origen de Beltech es la tecnología de visión, y ahora la empresa cuenta con varias décadas de experiencia en este campo. Después de la adquisición por parte de One of A Kind Technologies, el foco se dividió en tres sectores: alimentación, envases e industria farmacéutica. “Queremos trabajar con socios en esos mercados que tengan, por ejemplo, experiencia en la construcción de máquinas. No necesitamos reinventar la rueda”.

Robot para envasar pepinos de snack
Hace unos seis meses, se puso en funcionamiento en Canadá un robot envasador de pepinos de snack o, más bien, seis brazos robóticos que, juntos, envasan 20.000 pepinos en bandejas cada hora. “El robot ve cómo están colocados los pepinos en la cinta transportadora, los coge y los coloca en la bandeja”, explica Richard. Para ello, el robot tiene en cuenta los deseos de los clientes, y las bandejas se llenan con productos uniformes. “Con la manipulación individual de nuestros robots, podemos imitar las capacidades humanas. Para este proyecto, la empresa ha trabajado con Christiaens Agro, especializada en clasificación y sellado de pepinos, entre otras cosas”.

La máquina lleva operativa diariamente desde junio de 2018. Dentro de poco, el software se actualizará con un nuevo algoritmo. “De esta manera, podemos lograr mejores resultados con los mismos parámetros”, indica Richard. Además, el software está equipado con una función que permite al sistema indicar cuándo es posible una mejora. “El siguiente paso es la clasificación interna a alta velocidad”, adelanta.

La empresa está trabajando actualmente en un robot para productos de formas similares. Por ejemplo, pepinos largos, calabacines, berenjenas y maíz. “Empezamos con los pepinos porque todo comenzó cuando alguien nos pidió un robot para pepinos, pero el paso a otras hortalizas de invernadero como pimientos o tomates es más pequeño”. Es el caso para el robot cosechador y el robot envasador. “Podemos reutilizar muchas técnicas, pero, como es natural, tendremos que ajustar el robot y el software al producto”.

Más información:
richard.vialle@kindtechnologies.nl 
www.beltech.nl

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
Traducir »