Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
Aumenta el consumo de plátano en la República Dominicana

Aumenta el consumo de plátano en la República Dominicana

Los dominicanos comen cada vez más plátano. En el año 2007 consumieron un millón 874,957 quintales y diez años después (en 2017, de manera particular) lo elevaron a 22 millones 515,987 quintales.

Cuando se suman los diez años transcurridos completos, la cantidad global que fue a parar al estómago de los consumidores es de 61 millones 778,869 quintales, de acuerdo con números oficiales.

En los diez años transcurridos entre 2007 y finales de 2017 no solo varió el consumo, sino también el costo de mantenimiento del producto en las fincas. En 2007 mantener una tarea en las fincas costaba 3,306 pesos, pero en 2017 eso se había elevado en unos 5,627 pesos, al pasar de 3,306 a 8,933 pesos.

En puestos informales de venta la unidad de la musácea cuesta entre cinco y siete pesos, en función del tipo de plátano y el lugar donde se comercialice, pero ha llegado a tocar la barrera de los 30 pesos por unidad. Eso ocurrió entre mediados y finales de 2015 cuando las autoridades tuvieron que autorizar su importación para abastecer el mercado y -de paso- forzar a una caída de precios.

El 70% de la producción de plátano en el país se produce en terrenos secano en el denominado “triángulo del Cibao Central” (Hermana Mirabal, Licey al Medio-Moca y La Vega). El restante 30% se produce entre Barahona (desde Canoa, Jaquimeyes y Vicente Noble) y la Línea Noroeste.

El arancel y el permiso de no objeción sanitaria

Los datos sobre producción y consumo de plátano provienen del Departamento de Economía Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, colgados en su página web. Las importaciones de plátano están en libre mercado, no prohibidas, y la única restricción que hay es un arancel de 20% para los países, excepto los que están dentro del Tratado de Libre Comercio de Centroamérica, EE.UU y República Dominicana, que es un 6%. El único permiso que Agricultura otorga es el de no objeción sanitaria, cuando el plátano proviene de una zona libre de enfermedades que no estén presentes en el país.

 

Las autoridades agropecuarias hacen lo posible para evitar que las plagas afecten la producción nacional de plátano. Durante las negociaciones del DR-Cafta el plátano cayó en la canasta C, es decir, que entró a tener una desgravación lineal del 20% de arancel en 10 años. El plátano es una planta perenne que se reemplaza. Los plátanos no crecen de una semilla, sino de un bulbo o de un rizoma. El tiempo entre la siembra de una planta y la cosecha del racimo es de 9 a 12 meses. La flor aparece en el sexto o séptimo mes.
Fuente: elcaribe.com.do

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
Traducir »