Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
El consumo de cereza ayuda a mejorar y regular los patrones de sueño

El consumo de cereza ayuda a mejorar y regular los patrones de sueño

Ahora que se acaba el horario de verano, las cerezas dulces son el alimento perfecto para ayudar al cuerpo a ajustarnos al cambio horario y garantizar un buen descanso nocturno. Entre otros estudios, está el titulado «A Review of the Health Benefits of Cherries», publicado en marzo de 2018 en la revista Nutrient, muestra que las cerezas dulces son una fuente natural de melatonina que ayuda a controlar el reloj interno del cuerpo a la vez que mejora y regula los patrones de sueño.

Además de ser una fuente natural de melatonina ideal para el próximo cambio horario, se ha descubierto en estudios recientes que las cerezas ofrecen otros beneficios para la salud.

Las cerezas ayudan a reducir la inflamación. Esta fruta es rica en antocianinas, antioxidantes que ayudan a combatir la inflamación apagando las enzimas que la provocan la inflamación de los tejidos, similar a la acción del ibuprofeno y naproxeno.

Las cerezas ayudan a los enfermos de gota. La gota es una forma dolorosa de artritis asociada a unos niveles altos de ácido úrico. Un estudio de la Universidad de California Davis muestra que los participantes redujeron los niveles de ácido úrico con el consumo de esta fruta.

Las cerezas podrían combatir la diabetes. Un estudio de la Universidad Estatal de Míchigan ha descubierto que las cerezas reducen los niveles de azúcar en sangre en los animales. Los investigadores especulan con que se podría conseguir el mismo efecto en los humanos.

Las cerezas contienen agentes que pueden ayudar a combatir el cáncer. Se ha confirmado la presencia de los flavonoides isoquercitina y quercitina, y de fenol y ácido elágico en las cerezas. Los flavonoides son conocidos antioxidantes, y el ácido elágico parece ser un potente inhibidor del desarrollo de células cancerosas.

Las cerezas aumentan la ingesta de fibra. Los estadounidenses no ingieren suficiente fibra, menos de los 25-35 gramos diarios recomendados. Las directrices de alimentación recomiendan dos tazas de fruta al día, y las cerezas ayudan a alcanzar ese objetivo.

Las cerezas ayudan con la pérdida de peso. tienen un índice glucémico de tan solo 22. Los alimentos con un índice glucémico por encima de 70 elevan la glucosa en sangre, que después cae rápidamente y provoca hambre; los alimentos con un índice glucémico bajo liberan glucosa lentamente y de manera regular, con lo que dejan una sensación de saciedad.

Más información:
NorthWest Cherry Growers
www.nwcherries.com

Contacto para los medios:
Stephanie Celenza
LANE, A Finn Partners Company
nwcherries@finnpartners.com 
503.546.7892


Fuente: Northwest Cherry Growers

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
Traducir »