Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
Bioplástico hecho con desechos de pescado

Bioplástico hecho con desechos de pescado

MarinaTex es el nuevo material biodegradable y compostable con potencial para reemplazar el plástico. Lucy Hughes ha ganado el premio James Dyson con su bioplástico Marina Tex hecho con desechos de pescado (The James Dyson Awards).

Lucy Hughes, una graduada en diseño de productos de la Universidad de Sussex de 24 años, ha ganado el prestigioso premio internacional James Dyson por desarrollar MarinaTex, un bioplástico hecho con desechos de pescado que podría reemplazar el plástico de los envases de alimentos y bebidas.

Hughes se propuso abordar el gran problema que supone el uso masivo de los plásticos de un solo uso. Un material perjudicial para el medio ambiente que se debe reducir si no queremos que en 2050 el peso de los residuos plásticos en los océanos sea superior al peso de todos los peces del planeta, como alerta la estimación de la Fundación Ellen Macarthur.

Las cifras globales estiman que el 40 % del plástico producido para el embalaje de comida se usa una vez y se desecha. Para conseguir sustituir esta enorme cantidad de desperdicios, Hughes ha desarrollado una alternativa ecológica al plástico de un solo uso a partir de desechos de pescado, un material orgánico que suele acabar en la basura.

El innovador material, llamado Marina Tex, es translúcido y resistente, lo que lo hace adecuado para envases de un solo uso y se descompone de forma natural en un tiempo récord de entre cuatro a seis semanas.

“El plástico es un material increíble y, como resultado, nos hemos vuelto demasiado dependientes de él. No tiene sentido que usemos plástico para productos que tienen un ciclo de vida de menos de un día. Estoy emocionado de tener la oportunidad de realizar más investigación y desarrollo para explorar todos los usos posibles de Marina Tex”, explica Hughes.

Los premios anuales de la Fundación James Dyson desafían a los jóvenes a “diseñar algo que resuelva un problema” y está abierto a estudiantes y recién graduados en diseño de productos, diseño industrial e ingeniería.

”Los jóvenes ingenieros tienen la pasión, la conciencia y la inteligencia para resolver algunos de los mayores problemas del mundo. MarinaTex resuelve con elegancia dos problemas: la ubicuidad del plástico de un solo uso y los desechos de pescado”, asegura James Dyson.

Hughes ya ha empezado a buscar financiación, estudiar como se podría fabricar en masa e iniciará una investigación sobre el rendimiento del material en diferentes condiciones. Hughes espera que “este material pueda ser una alternativa viable al plástico en diversas aplicaciones. Esto significa que los costos de producción serían bajos y la producción podría aplicarse a nivel mundial sin dejar de ser sostenible”.

Fuente: La Vanguardia

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba
Traducir »