Para una mejor experiencia por favor cambia tu navegador a CHROME, FIREFOX, OPERA o Internet Explorer.
Pequeños productores dominicanos de banano enfrentan grandes desafíos

Pequeños productores dominicanos de banano enfrentan grandes desafíos

La República Dominicana exporta una media de 400 contenedores de bananos semanales y en torno al 95% de ellos se destinan al mercado europeo. Coopabando es una cooperativa de pequeños productores de banano ecológico de la República Dominicana, y su mayor mercado es Francia, que absorbe cerca del 90% de sus volúmenes, mientras que el 10% restante se envía a Alemania.

Principalmente producción ecológica
José Bernard, de Coopabando, indica: “Comenzamos con unos 20 pequeños y medianos productores, en nuestro pico fuimos 100 asociados, pero ahora estamos en torno a los 30 o 35 socios. Enviamos alrededor de 10 contenedores semanales y toda la producción es ecológica”. Bernard explica que el 85-90% de toda la producción de banano de la República Dominicana es ecológica. “Hace unos diez años, el mercado del banano ecológico crecía a gran velocidad, pero en los últimos años ese crecimiento disminuyó. Sigue creciendo, pero no tan deprisa”.

“La competencia de los bananos ecológicos también aumentó mucho. Cuando comenzamos hace diez o quince años, no había muchos más países que produjeran bananos ecológicos, pero ahora algunos países como Ecuador, Perú, México, algunas partes de Colombia y algunos países de África también cultivan banano ecológico, así que estamos notando una competencia muy agresiva de esos otros mercados”, continúa Bernard.

El foco en el mercado europeo
El motivo de que Europa sea el mayor mercado para los bananos dominicanos es un acuerdo que permite importarlos libres de aranceles. “Los países ACP –África, Caribe y Pacífico– tienen una entrada preferente al mercado de Europa. Los bananos procedentes de Sudamérica y Centroamérica deben pagar un arancel, pero nosotros podemos enviarlos sin impuestos. Por eso ponemos el foco en Europa como mercado principal, por esta ventaja; de lo contrario, es difícil competir con los países del centro y el sur de América”.

Coopabando pone el foco en Francia porque es el principal mercado de sus clientes comerciales. La cooperativa echó a andar en 2009 a partir de un proyecto creado por UGBAN. “Formábamos parte de un proyecto de una asociación de productores de Martinica y Guadalupe, bajo un modelo cooperativo. Por diferentes motivos, decidimos continuar por separado y formamos Coopabando. Pero la mayoría de nuestros contactos son de esos primeros años y hemos mantenido el foco en el mercado francés desde entonces. Otras zonas, como el Reino Unido, los Países Bajos y Escandinavia, también tienen una cuota de mercado importante para los bananos dominicanos”, dice Bernard.

Desafíos en el mercado del banano
Uno de los principales a los que se enfrentan Coopabando y sus productores es poder competir con los grandes productores. “El sector bananero de Europa está en manos de un puñado de grandes actores, así que es muy difícil para nosotros encontrar nuevos clientes y hacer crecer nuestro negocio. Ahora, también estamos observando un cambio en la manera de dirigir el sector: muchos importadores de Europa, en concreto del Reino Unido, están viniendo aquí a poner en marcha sus propias empresas de exportación. Por tanto, eso significa que habrá un cambio y será que los productores de aquí venderán su fruta principalmente a estos exportadores en lugar de exportarla directamente”, explica Bernard.

Además, los precios de los bananos descienden cada año. “Mientras, nuestros costes de producción suben todos los años”, apunta Bernard. “Existe una guerra de precios y es muy dura con los pequeños productores. Si lo piensas, unos 10-15 céntimos por kilo de más en el precio es algo que la mayoría de los consumidores europeos apenas notarían, mientras que marcarían una diferencia enorme para los productores”.

Las ventas de banano también han tendido a la baja en estas últimas semanas debido a la pandemia, comparte Bernard. “Por fortuna, la producción o se vio demasiado afectada. Hubo complicaciones, pero ninguno de nuestros productores enfermó y la producción continua a niveles normales. Pero sí que vimos un descenso de las ventas desde la pandemia. También en el mercado francés existe otra desventaja, que es que todos los veranos siempre descienden las ventas un 30-35%. Con todo lo que está sucediendo ahora mismo, aún está por ver lo que pasará este verano”.

Nuevos mercados
Si bien el acuerdo comercial con Europa convierte a Francia y Alemania en mercados muy atractivos para Coopabando, los Estados Unidos son, logísticamente, un mercado mucho más lógico. “Nos gustaría poder expandirnos a los Estados Unidos. Europa es un gran mercado, pero es una desventaja estar presente en un único mercado. La dificultad es que, tanto en los Estados Unidos como en la UE, el mercado prima el calibre sobre el sabor. Los bananos dominicanos tienen un sabor muy dulce, pero debido a nuestro clima y a nuestras condiciones de cultivo, son más pequeños por naturaleza. Vemos que a menudo existe una presión que se centra en el calibre en lugar de en el sabor. En los Estados Unidos en particular, los costes de flete son más altos que en la UE, aunque estén más cerca, por lo que competir con las grandes corporaciones es casi imposible. Esto nos dificulta ingresar a ese mercado”, añade.

Pese a todo ello, Bernard no pierde el optimismo y la esperanza para el futuro de los bananos dominicanos y Coopabando. “Siempre asistimos a ferias como Fruit Attraction y Fruit Logistica para ampliar nuestra clientela. Ponemos el acento en mantener nuestra calidad y presentación, además de conservar unas buenas relaciones con los clientes que ya tenemos. Miramos al futuro con esperanza”, finaliza Bernard.

Más información:
Jose Bernard
Coopabando
Tel.: +1 809-572-6219
Email: jose@coopabando.com

deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *